Belgrano no sería del FPV


Belgrano no necesitó jueces obsecuentes
Por Jorge Lanata
22/06/13
Entre 2003 y 2012 el patrimonio declarado de Cristina Kirchner creció un 1.000 por ciento. Sus causas por enriquecimiento ilícito –junto a las de Néstor– fueron sobreseídas por tres jueces federales: Julián Ercolini (por el enriquecimiento entre 1995 y 2004), Rodolfo Canicoba Corral (entre 2005 y 2007, cuando su patrimonio declarado pasó de 6.851.810 pesos a 17 millones) y Norberto Oyarbide (entre 2008 y 2009, cuando su declaración salto de 17.824.941 a 46.036.711 pesos). La Justicia K fue, por lejos, la más obsecuente de las últimas décadas, pero nunca nada alcanza.
Mientras el pasado jueves 20 se peleaba con los jueces, Cristina insistió en su rol de historiadora aficionada: dijo que Belgrano, sin dudas, hubiera sido kirchnerista. La imagen romántica del Belgrano que desobedece al Triunvirato y enarbola la Bandera por primera vez resulta atractiva pero incompleta. Tan atractiva como lo de la de someter al voto popular a los jueces si esta no fuera la República Argentina, que merece el nombre de tal porque existe la división de poderes. Pero Belgrano fue algo más que un desobediente: siendo vocal de la Junta de Mayo donó su sueldo para financiar una expedición militar a Córdoba y donó la mayoría de sus libros para crear la base de las Biblioteca Nacional fundada por Moreno.
Cuando fue víctima de la injusticia de un proceso en su contra, consecuencia de la derrota de los morenistas en la Junta, fue suspendido en sus funciones y en su grado, y se lo enjuició por la Campaña del Paraguay.
Belgrano no fue sobreseído por ningún juez federal de la época, sino que –en medio de un proceso tan injusto que ningún oficial se prestó a declarar– le pidió a Saavedra que el juicio se llevara adelante y fue absuelto.
Después de las batallas de Tucumán y Salta fue premiado por la Asamblea Constituyente con cuarenta mil pesos (el salario de vocal al que había renunciado era de tres mil) y los donó para construir escuelas en Tarija, Jujuy, Tucumán y Salta. Años más tarde cayó enfermo en Tucumán de sífilis e hidropesia y tenía que volver a Buenos Aires, pero no contaba con dinero para emprender el viaje. José Celedonio Balbín, un comerciante amigo, le prestó dos mil quinientos pesos para el viaje que hizo acompañado por su médico, el doctor Redhead, el capellán y sus dos ayudantes, Gerónimo Helguera y Emilio Salvigny. Detuvo su marcha en Córdoba y otro amigo, Carlos del Signo, le prestó cuatrocientos pesos para seguir a Buenos Aires hasta su casa de la calle Pirán (hoy avenida Belgrano), vecina al convento de Santo Domingo. El Gobierno central le debía quince mil pesos de sueldos atrasados, pero había guerra con Santa Fe y le enviaron un mensaje diciéndole que no tenían fondos.
Le adelantaron 2.300 pesos.
Fray Cayetano Rodríguez anunció en una carta dirigida al doctor José Agustín Molina: “Belgrano ha llegado hace seis días; está bastante malo, todos dudan de su salud y aun de su vida (…) El pueblo de Buenos Aires se ha transformado en una horda de bandidos” . El 25 de mayo llamó al escribano y le dictó su testamento. Allí aseguró, en el ítem tercero: “Que soy de estado soltero, y que no tengo ascendientes ni descendientes. Que debo a Don Manuel Aguirre, vecino de esta ciudad, dieciocho onzas de oro sellado, y al Estado seiscientos pesos, que se compensarán en el ajuste de mi cuenta de sueldos, y de veinticuatro onzas que ordeno que se cobre por mi albacea y preste en el Paraguay al doctor Vicente Anastasio de Echeverría para la compra de una mulata. Cuarenta onzas de que me es deudor el Brigadier Don Cornelio Saavedra por una sillería que le presté cuando lo hicieron Director, dieciséis onzas que suplí para la Fiesta del Agrifoni en el Fuerte, y otras varias datas, tres mil pesos que me debe mi sobrino Julián Espinosa por varios suplementos que le he hecho” . Belgrano designó como albacea a su hermano Domingo Estanislao y le dijo secretamente que pagadas todas sus deudas aplicase el remanente de sus bienes a favor de una hija natural llamada Manuela Mónica que de un poco más de un año de edad había dejado en Tucumán. Domingo debió vender el mármol de su propia cómoda para ponerlo en la tumba de su hermano.
Murió a las siete de la mañana del 20 de junio de 1820. Aquel fue el día de los tres gobernadores –Ramos Mejía, Dolz y Soler–, con lo cual la muerte del creador de la Bandera pasó inadvertida para la prensa local. “ El despertador ” fue el único de los ocho periódicos de Buenos Aires que dio la noticia. A los funerales los días 27 y 28 en la Iglesia de Santo Domingo sólo asistieron sus hermanos, sobrinos y algunos amigos.
“Porque es un deshonor a nuestro suelo, es una ingratitud que clama al cielo, el triste funeral, pobre y sombrío, que se hizo en una iglesia junto al río, en esta ciudad al ciudadano Ilustre General Manuel Belgrano”, escribió Francisco Depaula Castañeda, director del periódico. Su última voluntad había sido “poder descansar en una tumba austera”.
Ya que Belgrano sería un afiliado al Frente para la Victoria, tal vez convenga recordar en este punto que el mausoleo de Néstor Kirchner tiene 13 metros de largo por quince de ancho, y se eleva a once metros de altura. El sepulcro está coronado por una cúpula transparente que permite el ingreso de la luz natural. La estructura está sostenida por columnas de pórfido patagónico (el pórfido es una roca ígnea plutónica denominada así por los romanos, que la utilizaban como símbolo de distinción), los pisos son de piedra volcánica, las escaleras de mármo l y la base donde descansa el féretro también es de pórfido. El complejo tiene 650 metros cuadrados y también hay una estructura triangular que representa el territorio argentino y una fuente rectangular con diez cámaras de video que vigilan a los visitantes.
Fue donado por Lázaro Báez.
(Los datos históricos pertenecen a “Argentinos, desde Pedro de Mendoza hasta la Argentina del Centenario”, escrito por el autor de la columna)

0 comentarios:

Estimado Troll o leecher, usuario fake (que se hace pasar por otro usuario); o usuario títere ( que se hace pasar por varios y diferentes usuarios), no desperdicie su tiempo ni el mío. Si me parece que el comentario no aporta nada positivo, el mismo será eliminado. Este Blog es un espacio personal en el que el titular no tiene tiempo ni ganas de explicar que no, no cree que las Abuelas de Plaza de Mayo merezcan el premio Nobel; ni que los Dictadores Militares sean inocentes; o que Fidel Castro fue el único gobernante democrático de Latinoamérica en los últimos 50 años; o que Israel es un estado humanitario y justo; o que Kristina vino a salvar al pueblo y es del pueblo.
Abra su propio Blog para esos comentarios.
Es gratis.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogger Template by Clairvo