Sabbatella, entre la impunidad y las mentiras


Sabbatella, entre la impunidad y las mentiras
Por Jorge Lanata
02/11/13
El próximo 10 de diciembre Martín Sabbatella podría quedarse sin trabajo. Ese día se renuevan las autoridades de la AFSCA, y su cargo y el de un director deben ser designados por Cristina Kirchner. El resto se elige por audiencias públicas. Nadie podría decir que está en su mente salir a buscar empleo: el titular de la AFSCA gastó en remodelar su oficina 136.480 pesos y hasta pidió un lustrador de zapatos para tener en su despacho; pagó 429.000 pesos por el alquiler de cuatro maquinas de café (aunque en este caso el elevado costo no garantizó la calidad: una delegada de ATE firmó hace poco una nota de queja por la mala calidad de la bebida en su oficina). También remodeló los ascensores ($ 394.682,2) y aprobó gastos de 125.850 por mes en seguridad.
Desde que entró a la AFSCA, Sabbatella nombró a 130 personas en planta permanente categoría B, con salarios que van desde 11.000 a 23.000 pesos, y nombró nuevos directores dejando vacantes las áreas técnicas y relegando a los funcionarios de carrera. A los 130 nuevos empleados se les obliga a pagar el impuesto revolucionario del 8%, en concepto de “aporte” al partido Nuevo Encuentro, Sabatella Trademark.
Algunos de sus colaboradores más cercanos han tenido, por así decirlo, una trayectoria un tanto errática: el director del área de adjudicaciones, Gabriel Sotille, es, al mismo tiempo, propietario de una productora de contenidos, Tres Clavos, lo que lo ubica a ambos lados del mostrador: las licencias que autorice son las de sus futuros contratistas. Ana Vialle, otra directora, tiene una denuncia ante la Fiscalía de Investigaciones Administrativas y la OA por incompatibilidad de empleos: es, al mismo tiempo, directora jurídica de la AFSCA y empleada del Ministerio de Justicia. Fueron creadas 36 coordinaciones regionales en las que cada director cobra unos 30.000 pesos y es el responsable del control técnico y jurídico de las señales en su región, y se nombraron bomberos y albañiles que hoy no reportan ninguna actividad.
Hay, en el Paraíso Sabbatella, cuatro denuncias de empleados por violencia laboral y varias quejas formales por desplazamiento físico del personal: se armaron oficinas para sabbatellistas y a los trabajadores de carrera se los amontonó en los distintos pisos en condiciones que no superarían la inspección de una ART. Si les interesa visitarlo, encontrarán a esos laburantes hacinados en el frente del tercer piso, el contrafrente del séptimo, el frente del octavo y el contrafrente del noveno. Entre los amontonados circuló hace poco una carta curiosa: era la queja de un intendente al que se le adjudicó una radio en la frecuencia de FM 87.9 cuando el dial arranca en el 88.1.
¿Habrán visto alguna vez un dial?
El jueves a la tarde Sabbatella era entrevistado por María O’Donnell en Radio Continental: mentía con total descaro frente a la periodista y ésta comenzó a cruzarlo con datos concretos: “La publicidad oficial se reparte de manera equitativa”, decía Sabatella.
“No me puede decir eso, el ochenta por ciento de la pauta se la lleva el Grupo Spolsky, Página 12, Vila-Manzano y Gvirtz”, terció María, autora de un libro sobre, precisamente, el reparto de la pauta.
“Esa es su opinión”, le contestó.
Con cinismo, Sabbatella daba en el clavo de la discusión: “Opiniones”. Las matemáticas, la estadística, los hechos concretos son reducidos a la categoría de opiniones.
“Hay pautas claras de cuáles son los criterios para la distribución de publicidad”, decía Sabbatella.
“Y ya que hay pautas, ¿por qué no hay una ley que las aclare?”, le preguntaron.
Sabbatella, silencio de radio.
Con la misma impunidad discursiva, el titular de la AFSCA afirmaba que la ley de medios se está cumpliendo y sin ninguna parcialidad. Vale la pena revisar ese argumento: En Capital, salvo El Trece, todos los canales de TV abierta están bajo control directo o indirecto del Gobierno. La administración K fue comprando todos los medios: Canal 9 cambió de manos cuando lo vendió Hadad, en 2007, a González González; Telefe se alineó por estar flojo de papeles; América tuvo su interna con Francisco de Narváez y terminó tomando el control el gobierno con Vila y Manzano; C5N fue vendido por Hadad a Cristóbal López; Crónica TV de Héctor Ricardo García le firmó un contrato de management a la gente de la UOM, y CN23 es de Spolsky-Garfunkel. Vamos caso por caso: –Telefe. El titular de la licencia es de capital español, algo que está prohibido. Y a la vez está expresamente prohibido que el prestador de un servicio público –Telefónica– sea a la vez dueño de un canal. El Grupo Telefónica tiene Telefe y otros ocho canales de TV abierta en todo el país. Algo de eso podría explicar la presencia de Aníbal Fernández como columnista en su pantalla.
–CANAL 9. Su dueño es González González, de capital mexicano, algo prohibido como extranjero. Permite a TVR, Duro de Domar y hasta presenta un programa de Jorge Coscia, el secretario de Cultura.
–Grupo Moneta. Tenía una medida cautelar como la de Clarín que se revirtió hace tres meses, permitiéndole presentar un plan de adecuación, algo que a Clarín se le niega. Tienen radio Metro, Rock and Pop, Blue, Radio 9 y Splendid.
–C5N. Hadad vendió todas sus radios y C5N a Cristóbal López y se lo hizo pasar como adecuación a la ley de medios. La ley prohíbe la transferencia de medios.
–Grupo Vila-Manzano. Presentaron un plan de adecuación el año pasado, pero aún no fue tratado en el directorio. En el plan el grupo propone dividírselo entre los socios y familiares: hasta Barbarita Vila va a tener su parte.
CN23, C5N y 360TV funcionan sin licencia bajo la excusa de que son servicios experimentales; ya llevan varios años experimentando.
“Claro que hay pluralismo en la televisión pública”, le dijo, sin tentarse de risa, Sabbatella a María O’Donnell.
Después se aflojó la corbata y se puso a mirar 678.
Investigación:JL/ María Eugenia Duffard/Amelia Cole/

0 comentarios:

Estimado Troll o leecher, usuario fake (que se hace pasar por otro usuario); o usuario títere ( que se hace pasar por varios y diferentes usuarios), no desperdicie su tiempo ni el mío. Si me parece que el comentario no aporta nada positivo, el mismo será eliminado. Este Blog es un espacio personal en el que el titular no tiene tiempo ni ganas de explicar que no, no cree que las Abuelas de Plaza de Mayo merezcan el premio Nobel; ni que los Dictadores Militares sean inocentes; o que Fidel Castro fue el único gobernante democrático de Latinoamérica en los últimos 50 años; o que Israel es un estado humanitario y justo; o que Kristina vino a salvar al pueblo y es del pueblo.
Abra su propio Blog para esos comentarios.
Es gratis.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogger Template by Clairvo