¡Devolvé la bolsa!

“¡Devolvé la bolsa!”, el grito que Felisa Miceli se cansó de escuchar
Por Jorge Lanata para Clarín

26/10/12
El martes 5 de junio de 2007, a las seis de la mañana, su vida cambió para siempre. Fue ese día cuando personal de la Brigada de Explosivos de la Policía Federal encontró, durante una inspección de rutina, miles de dólares, pesos y euros en el baño de la entonces ministra de Economía.
Ciento cuarenta mil dólares, cincuenta mil euros y cien mil pesos detallamos entonces con Luciana Geuna cuando informamos sobre el hecho en Perfil. Eso decía el acta que labró la policía aquella mañana en medio del escándalo.
El acta fue destruida por orden de Felisa Miceli . Un segundo testimonio dio cuenta de otra cantidad de dinero: 100.000 pesos y 31.670 dólares. La cifra era menor pero el problema seguía siendo el mismo: ¿Qué hacía esa cantidad de cash en el baño ministerial?
La mujer de la bolsa fue víctima de la sorpresa. Sus explicaciones fueron confusas y contradictorias: primero dijo que el dinero era de ella, estaba en su declaración jurada de Ganancias y era para comprarle un departamento a su hija . Ninguna de las agendas secuestradas durante el allanamiento mencionaba una cita inmobiliaria. Después dijo que era dinero para comprar su propia casa y que lo había dejado en el baño de la oficina para depositarlo a la mañana siguiente en el Banco Nación. Más tarde dijo que el dinero era un préstamo de su hermano Horacio, conocido comerciante del mundo de los laboratorios.
Meses después del escándalo, cuando ya era ex ministra, declaró ante Servini de Cubría que el dinero era un préstamo de su otro hermano, José Rubén, a quien habían intentado proteger del escándalo porque era víctima de una enfermedad. A esa altura ya se sabía que el lote 38057 BCO30, el fajo termosellado de los cien mil pesos con la referencia del Banco Central, había llegado a Miceli por una ruta ilegal . Los ejecutivos de la financiera Cuenca declararon ante la Justicia haber recibido el lote pero, según dijeron, nunca había salido de ahí, y ni Horacio Miceli, ni Felisa Miceli ni su esposo, el Pacha Velasco, tenían cuenta en el lugar.
La realidad se colaba por los costados: en Radio del Plata Verónica Castañares leía el mensaje de un oyente: “La bolsa de Felisa era una coima del Banco Hipotecario por un trabajo que una señorita hizo para la financiera Cuenca. Cien mil fue la parte que le tocó a Felisa pero salieron trescientos mil en total, que se dividieron para otras partes”. Otros veían en el escándalo el resultado de una interna entre De Vido y Alberto Fernández.
“Nunca pensé que esto iba a llegar a tanto”, le dijo Felisa el pasado 6 de octubre a FM Identidad. “En un país donde mueren cincuenta personas en una tragedia ferroviaria, donde pasan tantas cosas, que la Justicia jorobe con esto me parece un poco raro. Todo el país sabe que esto fue una cama”.
“Felisa ya fue. Esta muy sola, el juicio lo va a perder”, le dicen a Clarín quienes todavía la frecuentan en el exilio del poder.
“Le pasó por boluda, por inexperta”, dicen otros allegados. “Y cometió el peor de los errores: le mintió a Néstor diciéndole que la plata era suya”.
La primera mujer ministra de Economía de la Argentina tiene hoy sesenta años y será, también, la primera funcionaria kirchnerista en llegar a un juicio oral, el próximo lunes a las 10,30 en el SUM de los tribunales federales de Comodoro Py con transmisión en directo por internet.
Según comentó Sergio Schoklender a Clarín esta semana, Felisa llegó a las Madres por una propuesta suya, “y Hebe lo consultó con Néstor, quien dio el OK”. “Le planteamos que se hiciera cargo de la dirección financiera de la fundación”, dice. “Cuando yo renuncio a la Fundación en mayo de 2011 y lo echan a Pablo, Felisa se queda con el contador Roberto Domínguez, puesto por Boudou, a cargo de toda la gestión. Y la vacían.
Se chorearon más de 200 millones de pesos. Junto al Barba Gutiérrez (intendente de Quilmes), arman un fideicomiso trucho y la plata va a parar ahí. Dejaron a 6.500 familias en la calle”, agrega Schoklender.
“Las Madres hoy somos felices porque nuestros hijos están en ellos, los que están trabajando”, dijo Hebe de Bonafini en abril del año pasado, durante un acto. “Nuestros hijos son Amado Boudou y Felisa Miceli , los sentimos nuestros”.
Miceli, que escuchará desde el lunes las declaraciones de 60 testigos, está imputada en otras causas judiciales: en una de ellas está acusada por presuntas irregularidades en la venta del frigorífico Santa Elena a la firma Santa Elena Alimentos SA, que se concretó a través de un acta del directorio del Banco Nación firmada por Miceli a cargo de la presidencia en 2005. La operación se concretó por 3.500.000 pesos mientras el valor de mercado era de al menos veinte millones .
También fue denunciada por el uso indebido de custodias y autos oficiales cuando ya no estaba a cargo del Ministerio de Economía. Hoy conduce el CEMOP (Centro de Monitoreo Económico y de las Políticas Publicas) que depende de las Madres. Sigue viviendo en Amenábar al 3.900 del barrio de Saavedra y figura como categoría F del monotributo ( con una facturación de hasta 96.000 pesos anuales ). Ya casi nadie le grita por la calle “¡Devolvé la Bolsa!” y su rostro suena vagamente conocido. El lunes la luz volverá a posarse sobre él.
Iinvestigación: JL/ María Eugenia Duffard/Amelia Cole

0 comentarios:

Estimado Troll o leecher, usuario fake (que se hace pasar por otro usuario); o usuario títere ( que se hace pasar por varios y diferentes usuarios), no desperdicie su tiempo ni el mío. Si me parece que el comentario no aporta nada positivo, el mismo será eliminado. Este Blog es un espacio personal en el que el titular no tiene tiempo ni ganas de explicar que no, no cree que las Abuelas de Plaza de Mayo merezcan el premio Nobel; ni que los Dictadores Militares sean inocentes; o que Fidel Castro fue el único gobernante democrático de Latinoamérica en los últimos 50 años; o que Israel es un estado humanitario y justo; o que Kristina vino a salvar al pueblo y es del pueblo.
Abra su propio Blog para esos comentarios.
Es gratis.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogger Template by Clairvo