Vicepresidente Imputeado




Los dos se nos siguen cagando de risa en la cara.

Imputaron a Boudou por enriquecimiento ilícito

El fiscal federal Jorge Di Lello le imputó ayer al vicepresidente Amado Boudou un presunto "enriquecimiento ilícito" y pidió las primeras medidas de prueba para avanzar en esta nueva investigación penal.

El expediente que revisará el patrimonio de Boudou se desarrollará paralelamente al "caso Ciccone", donde el vicepresidente está acusado de haber realizado negociaciones incompatibles con su cargo para favorecer a los nuevos dueños de la imprenta gráfica que la semana última comenzó a imprimir miles de millones de pesos en billetes de 100. Por sorteo, el juez de ambos casos resultó ser el mismo: Ariel Lijo.

Como primer paso tras la imputación formal de Boudou, Lijo deberá decidir ahora si ordena las medidas que Di Lello solicitó ayer. El juez tiene pendiente, además, definir si acepta la recusación contra el fiscal Carlos Rívolo en el caso Ciccone, como pretende la defensa de José María Núñez Carmona, íntimo amigo y socio comercial de Boudou.

Como consecuencia del caso Ciccone -el antecedente más cercano de esta nueva causa contra Boudou-, el vicepresidente encabezó una ofensiva que provocó la renuncia del procurador general Esteban Righi. El Gobierno, a su vez, denunció ante el Consejo de la Magistratura al juez anterior de la causa, Daniel Rafecas, que hace 20 días fue separado del caso por la Cámara Federal.

En la nueva investigación por supuesto enriquecimiento ilícito también quedaron imputados ayer Núñez Carmona y Alejandro Paul Vandenbroele, el monotributista que preside la nueva Ciccone y que tres meses atrás fue acusado por su ex mujer de ser testaferro de Boudou. Junto con Boudou, Núñez Carmona y Vandenbroele, el fiscal Di Lello también pidió investigar a la periodista Agustina Kämpfer, la novia del vicepresidente, con quien convive en Puerto Madero. Todos ellos son los señalados en la denuncia, realizada por un particular, que dio origen a la causa.

En su requerimiento de ayer Di Lello pidió además extender la pesquisa a 13 empresas y a "quienes podrían estar involucrados como accionistas o integrantes" en ellas, según informaron fuentes judiciales.


La nómina de las firmas bajo investigación incluye a Inversiones Inmobiliarias Aspen y Hábitat Natural -firmas que Boudou declaró como propias en su declaración jurada de bienes-, y a Embarcaciones Argentinas, que figura a nombre de Núñez Carmona y de otro hombre cercano al vicepresidente, Juan Carlos López. Embarcaciones Argentinas aparece como dueña de un yate valuado en 295.000 dólares, según reveló la revista Noticias.

De Inversiones Inmobiliarias Aspen y Hábitat Natural son dueños Boudou y Núñez Carmona, mitad cada uno, según declaró el vicepresidente.

El fiscal también pidió investigar a varias empresas ligadas al caso Ciccone: Compañía de Valores Sudamericana (continuadora de Ciccone Calcográfica SA); The Old Fund, que es su sociedad controlante, y London Supply, la empresa que aportó 1,8 millones de pesos a Vandenbroele para levantar la quiebra judicial de la imprenta.

La nueva causa en contra de Boudou se inició por una denuncia radicada por el periodista Christian Sanz, quien pese a haber sido citado por el juez no se presentó a ratificarla. No obstante, por la entidad de los presuntos hechos ilícitos denunciados, el fiscal advirtió que la ley obligaba a la Justicia a actuar "de oficio" y le dio curso.

Tanto las personas como las firmas que pidió investigar son las que mencionó Sanz en su denuncia. La lista de empresas incluye además a Fuerza Laboral, Beaver Cheek, Ruta Sur Rentals, Sulfargen, Nuevo Federal, La Isleña y Danlon.

En la fiscalía de Di Lello explicaron que decidieron impulsar la investigación a raíz de la "trascendencia institucional" de las "numerosas, mediáticas y mediatizadas causas en trámite" contra Boudou, Kämpfer, Vandenbroele y Núñez Carmona.

Los investigadores informaron que habían identificado más de diez expedientes "con contenido patrimonial", que apuntan directa o indirectamente contra ellos.

Di Lello mantuvo ayer un muy bajo perfil y no dio a conocer el texto de su requerimiento de instrucción.



LA NACION supo, no obstante, que el fiscal le pidió al juez detalles sobre los ingresos de los acusados y que le solicitó recolectar las declaraciones juradas de bienes presentadas por todos ellos ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

El fiscal también pidió que Lijo recabara informes de diversos registros públicos (de la propiedad inmueble, automotor y de embarcaciones, entre otros) para precisar qué bienes inmuebles y muebles figuran a nombre de los imputados.

"Se pidieron diligencias a tenor de los protocolos de investigación elaborados por la Procuración General de la Nación para este tipo de delitos", informaron, formales, en la fiscalía. Esos protocolos prevén medidas para esclarecer posibles casos de corrupción y favorecer el recupero de fondos de origen ilegal.

Entre los diferentes pedidos que le hizo al juez, Di Lello le solicitó además que pusiera en conocimiento de todos los imputados la existencia y el contenido de esta nueva causa. El objetivo es no obstaculizar el derecho de defensa de los acusados y evitar futuros planteos que conspiren contra el avance del expediente.

En los últimos tiempos, Lijo se convirtió en el juez de Boudou: además del caso Ciccone y la nueva causa por presunto enriquecimiento, tiene a su cargo la investigación que el vicepresidente promovió contra el estudio Righi por un supuesto tráfico de influencias. Esa fue la denuncia que provocó la salida del Gobierno del entonces procurador. En ese mismo expediente Boudou acusó también al presidente de la Bolsa de Comercio, Adelmo Gabbi, de haberle ofrecido dinero para que favoreciera a la firma Boldt.

En cuanto a la nueva causa por enriquecimiento, está claro que complica la situación judicial de Boudou, pero puede tener, a largo plazo, un efecto favorable para él: si logra sortearla con éxito y termina sobreseído, se garantiza que ya no podrán volver a investigarlo por enriquecimiento ilícito; al menos, no por el crecimiento que haya tenido su patrimonio hasta ahora.

jorge di lello

Fiscal federalProfesión: abogadoPeronista y fanático de los autos, Di Lello no oculta sus simpatías políticas. Militante en su juventud, estuvo preso durante la dictadura. Tras ser indultado, llegó a la Justicia a instancias de Carlos Corach, ministro del Interior de Menem. Es fiscal federal en temas electorales.



El origen de la nueva causa penal

La Justicia abrió una investigación para revisar el patrimonio del vicepresidente

La denuncia

Un ciudadano pidió investigar si el vicepresidente se había enriquecido violando la ley. Basó su denuncia en información que se hizo pública como consecuencia del caso Ciccone.

Imputados

El fiscal recibió la denuncia y ayer impulsó formalmente el caso contra Boudou, Agustina Kämpfer y dos de los acusados del caso Ciccone, Alejandro Vandenbroele y José Núñez Carmona.

El antecedente

El juez Ariel Lijo tiene a su cargo tanto la nueva causa como el caso Ciccone; ahora debe decidir si separa de ese expediente al fiscal Carlos Rívolo, que fue quien impulsó la investigación.

0 comentarios:

Estimado Troll o leecher, usuario fake (que se hace pasar por otro usuario); o usuario títere ( que se hace pasar por varios y diferentes usuarios), no desperdicie su tiempo ni el mío. Si me parece que el comentario no aporta nada positivo, el mismo será eliminado. Este Blog es un espacio personal en el que el titular no tiene tiempo ni ganas de explicar que no, no cree que las Abuelas de Plaza de Mayo merezcan el premio Nobel; ni que los Dictadores Militares sean inocentes; o que Fidel Castro fue el único gobernante democrático de Latinoamérica en los últimos 50 años; o que Israel es un estado humanitario y justo; o que Kristina vino a salvar al pueblo y es del pueblo.
Abra su propio Blog para esos comentarios.
Es gratis.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogger Template by Clairvo