Intocable, algo para ver sin miedo



Que el cine francés carece de ritmo y suele ser soporífero en base a su supuesta intelectualidad no es un secreto para nadie, pero cuando aparece una película que se convierte en la propia Francia en un blockbuster sin igual, se nos despierta la curiosidad y hacemos el esfuerzo de dedicarle un poco de nuestro tiempo al intento de disfrutar una producción francesa. Más aún cuando un amigo como Mario Castillo nos la recomienda.

Ahora, si esta producción además trata un tema escabroso como lo hacen las últimas películas dedicadas a enfermos y pacientes terminales, puede que uno se dé por vencido antes de comenzar sin importar lo que le digan.

Sin embargo y sorpresivamente Intocable pasa la prueba y nos mantiene la primer hora de su duración (que ya es mucho) interesados en la historia mediante un muy inteligente diagrama de edición que nos brinda como plato de entrada una anécdota divertida que justamente marca el momento de la película desde el que más tarde se caerá en la lentitud y monotonía previa a darle cierre a una historia hasta ese momento muy bien contada.

Escrita por Eric Toledano y Olivier Nakache, el argumento se basa en una historia real que los directores vieron en un documental en el año 2004. Incluso al cierre de títulos podrán ver a los  personajes reales en la actualidad.


La película, resumiendo, se basa en el clásico dúo que enfatiza la máxima de que para cada roto hay un descosido.

Philippe ( François Cluzet ), un aristócrata que se ha quedado tetrapléjico a causa de un accidente de parapente, contrata como cuidador a domicilio a Driss ( Omar Sy ), un inmigrante de un barrio marginal recién salido de la cárcel. Aunque, a primera vista, no parece la persona más indicada, los dos acaban logrando que convivan Vivaldi y Earth Wind and Fire, la elocuencia y la hilaridad, los trajes de etiqueta y el chándal. Dos mundos enfrentados que, poco a poco, congenian hasta forjar una amistad tan disparatada, divertida y sólida, como inesperada. Una relación única en su especie que evitando las más oscuras aristas de la enfermedad logra en la película sacarnos una sonrisa de oreja a oreja.

La película ha sido criticada por su laxitud en los estereotipos raciales, pero la conexión humana retratada es bastante veraz. El público en Francia y en Europa ha respondido de manera positiva con la idea de que todo el mundo es digno de consideración, y capaz de cambiar. Cluzet juega su papel de la pesada burguesía a la perfección, pero es que realmente Sy quién trae vitalidad y un sentido de propósito a la película.
EEUU ya ha comprado los derechos y seguramente hará otro de sus desastrosos engendros donde la esencia de las relaciones entre humanos se disipan en medio de la mediocre mentalidad americana.
Una penita.

Título: Intocable
Título original: Intouchables
Dirección: Olivier Nakache, Eric Toledano
País: Francia
Año: 2011
Duración: 109 min.
Género: Comedia
Reparto: François Cluzet, Audrey Fleurot, Omar Sy, Anne Le Ny, Clotilde Mollet, Joséphine de Meaux, Alba Gaïa Kraghede Bellugi, François Bureloup, Cyril Mendy, Thomas Soliveres
Distribuidora: A Contracorriente Films
Productora: Quad Productions

 http://www.sdd-fanatico.org/intouchables-2011/


0 comentarios:

Estimado Troll o leecher, usuario fake (que se hace pasar por otro usuario); o usuario títere ( que se hace pasar por varios y diferentes usuarios), no desperdicie su tiempo ni el mío. Si me parece que el comentario no aporta nada positivo, el mismo será eliminado. Este Blog es un espacio personal en el que el titular no tiene tiempo ni ganas de explicar que no, no cree que las Abuelas de Plaza de Mayo merezcan el premio Nobel; ni que los Dictadores Militares sean inocentes; o que Fidel Castro fue el único gobernante democrático de Latinoamérica en los últimos 50 años; o que Israel es un estado humanitario y justo; o que Kristina vino a salvar al pueblo y es del pueblo.
Abra su propio Blog para esos comentarios.
Es gratis.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogger Template by Clairvo